Publicidade

Ajedrez es un juego, ejercicio y deporte extremadamente bueno para el cerebro, ya que permite desarrollar habilidades cognitivas de cualquier ser humano, en especial a los más pequeños. Si quieres involucrar a tus hijos, sigue leyendo para aprender cuáles son los increíbles beneficios de enseñar ajedrez a los niños.

El ajedrez tiene una gran ventaja sobre el resto de los deportes, pues se trata de uno de los más antiguos en el mundo, sus orígenes a pesar de ser difusos, se dice que nació en India hace más de 1.500 años.

Con el pasar del tiempo se ha demostrado que ayuda a los niños a relacionarse en la escuela, lo que podría parecer un hobbie para algunos, en realidad es un auxiliar que consigue reforzar las funciones cognitivas durante el desarrollo infantil en el que más lo necesitan.

Publicidade

Beneficios de enseñar ajedrez a los niños a temprana edad

Crédito de imagen: Google

Ahora queremos que veas cuáles son los beneficios principales que tiene el ajedrez en los niños y por qué es importante incentivarlos a razonar, esperar y respetar las luchas y derrotas que se presentan en distintas situaciones.

1. Desarrolla la lógica, pensamiento crítico y creatividad.

Cómo lo mencionamos anteriormente, sus beneficios son únicos e infinitos. El ajedrez ejercita ambos lados del cerebro, lo que conduce a tener que tomar una actitud ante diversos escenarios, exige a los jugadores imaginar todos los movimientos potenciales, alternativas y resultados de cada posibilidad.

Lógica para entender de que forma jugar, pensamiento crítico para saber qué hacer ya conociendo movimientos futuros y creatividad para resolver una jugada de maestros.

2. Aumenta la concentración y la memoria

Mejora de forma significativa la memoria visual y concentración. Los niños que juegan ajedrez con regularidad consiguen tener espacios que generan más determinación, debido a que el propio juego premia la concentración y penaliza si la pierdes.

Publicidade

Además de proporcionar al cerebro del infante diversión, también brinda concentración mientras disfrutas realizando varias jugadas.

3. Desarrolla la capacidad de resolver problemas

Resolver los problemas es sin duda un aprendizaje que nos llevará años desarrollar, sin embargo, con el ajedrez es posible conseguir resoluciones de problemas, planificación y previsión. Ser capaz de pensar n las variables cambiantes y formular diferentes posibilidades son habilidades necesarias para el juego.

Además, ayudará a enfocar una de las cosas más importante para la vida.

4. Mejora la capacidad de lectura y conectar con los demás

Los niños utilizan funciones cognitivas como la decodificación, análisis, pensamiento y comprensión necesaria para leer. Y el ajedrez tiene el don de enseñar ciertas habilidades de una forma sutil.

Por otro lado, a diferencia de los videojuegos o la televisión, el ajedrez crea una conexión humana a través de un juego competitivo saludable. Enseñar a un niño a jugar ajedrez no solo construye un cerebro sano, sino que también refuerza las relaciones positivas y construye recuerdos duraderos.

Publicidade

Es decir, se convierte en una actividad gratificante para jugar con la familia.

5. Enseña a planificar y prever situaciones

Para ganar en el juego hay que tener la capacidad de prever múltiples posibilidades y resultados para formular un plan exitoso. En última instancia, el objetivo es capturar el rey del adversario, pero la paciencia y la planificación son la clave para conseguirlo.

6. Participa la mente fuera de las pantallas

No es de extrañar que la cantidad de tiempo de pantalla a la que están expuestos los niños hoy en día pueda disminuir su capacidad de concentración y enfoque.

El ajedrez es una forma poderosa de contrarrestar los efectos negativos de la era digital, involucrándolos en una actividad que mejora la concentración, mientras les da una actividad divertida para disfrutar fuera de las pantallas.

Si quieres saber más, visita nuestra categoría sobre Deportes